2/7/17

Cuatro tips para practicar Yoga al aire libre en invierno

Practicar Yoga al aire libre es muy lindo, ya que nos permite estar en contacto con la naturaleza y darnos energía. Muchas veces nos desanimamos de hacerlo en invierno por temor al frío, a enfermarnos o simplemente no nos dan muchas ganas. En las siguientes líneas te doy algunas recomendaciones para practicarlo y disfrutarlo mientras lo haces. 




  • La lluvia (o garúa) puede ser algo incómoda, sin embargo eso no es sinónimo que debas detener tu práctica. Puedes poner una toalla antideslizante encima de tu mat, así evitarás que  se moje y sobre todo resbalarte durante la clase. 
  • Abrígate: Es importantísimo mantenernos abrigados, ya que así evitamos resfriarnos. No es necesario que lo hagas con mucha ropa y accesorios, con una casaca térmica basta.  Si sudas, no olvides de secarte con una toalla durante y al final de la clase. 
  • Lleva una manta para la relajación final: Si no tienes una durante ese momento de la clase puede ser muy incómoda ya que en esa postura nuestra temperatura corporal baja. Si es que la tienes te sentirás más cómodo/a, relajado/a y la disfrutarás mucho más. La manta te puede servir también para ponerla debajo de las rodillas durante algunas posturas (como por ejemplo, la mesa).
  • Practica los saludos al sol: Éstos llevarán energía a tu cuerpo y de paso lo calentarán. Si lo haces durante la mañana al aire libre te sentirás mucho más despierto/a y feliz. Si lo haces durante la noche ayudarás a que tu cuerpo se relaje para ir a dormir. Recuerda hacerlos siempre a tu propio. Otras posturas que te ayudarán a mantener el calor son las torsiones y bote (Navasana).
¿Sueles practicar Yoga al aire libre durante invierno? ¿Tienes alguna recomendación? ¡Compártela en los comentarios!

NAMASTÉ
Jimena

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...