29/4/19

Reflexiones sobre estudiar una maestría en el extranjero

Debo reconocer que he tenido este blog un poco abandonado y aquí les cuento el por qué. 

Este año cumplí una de mis principales metas de vida:  Ingresar a la Maestría en Comunicación Corporativa y & Marketing en IE Business School en Madrid, España, en el formato semi-presencial (online y con módulos presenciales en el campus de Madrid). 


Me lo tuve guardado un tiempo, solo mi familia y mis amigos más cercanos lo sabían y la verdad fue la mejor decisión. Pude planear todo con tiempo y sobre todo tranquilidad, sin que nadie me juzgue. Soy una persona muy reservada con mi vida personal. No me gusta exponerla públicamente ni vender mi alma a marcas para así ganar más seguidores pero consideré importante mostrar públicamente mi Maestría, para mostrar que cuando uno cree en sus sueños (y sobre todo trabajar por ellos) absolutamente todo es posible. Soy Comunicadora de profesión y siempre soñé con poder especializarme profesionalmente en esto. Es genial poder vivirlo. 

Mucha gente cree que irse al extranjero a estudiar una Maestría es puro viajes y diversión, cuando no es así.  Ha sido difícil volver a la universidad después de 10 años y poder organizarse, pero creo que ya todo está encaminándose de a pocos. Mis días estudiando en Madrid han sido lindísimos, he aprendido muchísimo y he abierto mi mente a nuevos conceptos y realidades. Sobre todo, me conocí mejor a mi misma y pude demostrarme de lo que soy capaz. También estuvieron llenos de trabajos grupales y lecturas sobre temas que siempre quise aprender (como Storytelling). De verdad que ha sido gratificante. Con esto no quiero decir que estudiar en Perú es malo. Al contrario, creo que estudiar una Maestría aquí o en el extranjero es una experiencia que cambia tu vida profesional y uno/a debe buscar el mejor programa que se adapte mejor a sus necesidades y presupuestos. 

Debo decir que no todo fue paz y amor, lamentablemente. Estuve publicando muchas cosas sobre la vida en Madrid a través de mis historias en Instagram (si aún no me sigues puedes hacerlo aquí). Sin embargo, jamás imaginé que eso me expondría a muchas criticas y hasta debo admitir que ha sido el periodo en el que más me han juzgado por cosas que jamás lo habían hecho en Perú. Me criticaron por usar productos de belleza con químicos (gracias a unas historias que hice de LUSH, marca a la cual amo ya que es fair trade, vegana y no hace pruebas en animales), el uso de plástico (todo porque subí unas fotos de un restaurant en el que vendían sus ensaladas en recipientes plásticos), etc. Ojo, apoyo totalmente la reducción del uso de plástico, ¿pero vas a catalogar a un/a Profesor/a de Yoga como anti-ecologista por subir una foto de unos envases plásticos en una vitrina? Me sentí súper juzgada y creo que en varios casos fue por envidia (lo cual también me dijeron muchos seguidores). Uno/a no puede agradar a todo el mundo y no tengo el interés de hacerlo. 

Sin embargo, también recibí comentarios muy lindos, en donde me dijeron que gracias a mi estaban conociendo España. Me pareció increíble poder darles la oportunidad de conocer virtualmente nuevos países y otras culturas. ¡Eso es lo increíble y gratificante de bloggear!

En cuanto a Yoga by Jimena, este proyecto seguirá igual como siempre. Los talleres, clases de Yoga y mucho más, seguirán. Será todo un reto estudiar y trabajar en esto pero sé que este esfuerzo que estoy haciendo valdrán la pena por completo. Quiero agradecer a todos/as los que me han apoyado en este camino. Definitivamente seguiré compartiendo esta experiencia que está cambiando mi vida para mucho bien. 

¿Has estudiado una Maestría fuera? ¿Te gustaría estudiar en el extranjero? ¡Cuéntame en los comentarios! 

NAMASTE
Jimena


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...