14/3/18

Cinco cosas que nunca debes decirle a un Profesor/a de Yoga

En el camino del Yoga vives momentos increíbles y otras veces no tanto. Sin embargo, creo que toda experiencia, ya sea positiva o negativa nos enseñan y ayudan a crecer. Varias veces he tenido que lidiar con comentarios desatinados hacia mi profesión: Enseñar Yoga. ¿Cuáles son los que jamás debes decirle a un Profesor/a? En este post recopilo algunos que me han dicho a mi y a otros colegas. 




"Cobras muy caro por tus clases, ¡es un montón de plata!"

Imagina que vas a una entrevista de trabajo y te preguntan tus pretensiones salariales. Respondes y el/la entrevistador/a te dice "¡Eso es mucho dinero!". ¿Cómo te sentirías? Incómodo/a, ¿verdad? Eso es lo que pasa cuando le dices a un Profesor/a que cobra muy caro por sus clases. ¿Por qué le reclamas a él/ella y no a un/a doctora o psicólogo/a cuando te dice su tarifa?

Nosotros cobramos porque necesitamos el dinero para poder mantenernos y seguir enseñando. Cuando te conviertes en Profesor/a necesitas capacitarte constantemente y lo que ganamos, nos ayuda a seguir llevando estudios relacionados al mundo del Yoga. Es por esto y muchas razones más que siempre defenderé el cobrar lo que valemos.

"Voy a llegar tarde a la clase, espero no sea problema".

La impuntualidad es uno de los defectos más tolerados que hay. Un problema frecuente son los alumnos que llegan tarde a una clase de Yoga. Al hacerlo, distraes al/la profesor/a , a los/as alumnos y puedes incomodarlos. Si vas a llegar muy tarde, es mejor que no vayas a la clase.

"Deberías enseñar gratis"

Una cosa es el trabajo voluntario y otra muy diferente es trabajar gratis. Creo que todo trabajo en proyecto, empresa, estudio de Yoga,etc debe ser remunerado y de forma justa. Con esto quiero dejar en claro que no estoy en contra de las clases gratis, al contrario, me parece una excelente iniciativa para llevar Yoga  a más personas. Sin embargo, no creo que haya nada de malo en cobrar por una clase al aire libre. Los profesores de Yoga necesitamos el dinero para mantenernos. 

"Tienes sobrepeso. ¿Cómo puedes enseñar y practicar Yoga?"


Eliminemos de nuestra mente la imagen del profesor/a que es alto/a, delgado/a. Existen profesores de todos los tamaños y tipos de cuerpos. Que tenga sobrepeso no quiere decir que no cuide su salud. Por ejemplo, hay gente que lo tiene debido a problemas con las tiroides. Eso no quiere decir que sea un mal Yogi. Tampoco el estar flaco/a quiere decir que seas saludable.

Un ejemplo de inspiración es Jessamyn Stanley, profesora de Yoga. Ha escrito un libro y con su trabajo nos demuestra que los límites que nos impiden practicar Yoga y amar nuestro cuerpo están en nuestra mente.


Foto por Christine Hewitt

"Eres profesor de Yoga. No deberías tener ansiedad o depresión. Es preocupante que no sepas manejar tus emociones."

Existen momentos en nuestra vida en donde la ansiedad y tristeza nos ganan, independientemente de quien seamos. El hecho de enseñar Yoga (o practicarlo) no quiere decir que te vuelva inmune a ellos, al contrario, te enseñan a manejarlos. No juzgues a un profesor/a por sus emociones

Siempre tengamos cuidado con nuestras palabras, ya que podemos lastimar los sentimientos de otros/as sin darnos cuenta. 

¿Eres Profesor/a de Yoga y alguna vez te han dicho este tipo de frases? ¿Qué otras cosas crees que jamás se deberían decirles a un Profesor/a? ¡Comparte tu experiencia en los comentarios!

NAMASTÉ
Jimena

Sígueme en Instagram aquí.

2 comentarios:

  1. Hermosa!! Qué súper bien expresado
    Me identifiqué con cada una de ellas! ♡♡♡
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sunyata! Perdón por la demora en la respuesta, muchas gracias por leerme! :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...